Ya tengo mis semillas de césped ¿Y ahora que?

Ya tengo mis semillas de césped ¿Y ahora que?

Hola a todos @agrogardineros. Muchas veces queremos mejorar nuestro jardin, encontramos productos a precios increibles, pero una vez que lo tenemos, si no lo aplicamos correctamente, el resultado puede no ser el esperado. Por eso, hoy vamos a dejar aqui una guía de platación de semillas de césped:

Paso 1. Preparación del terreno.

Antes de la siembra, es conveniente dedicar un tiempo a preparar el terreno. Éste debe ser de textura arenosa, drenante y con una buena estructura. Nosotros recomendamos aplicar mantillo. Debe estar libre de piedras, elementos gruesos, hierbas y raíces, con lo que es recomendable hacer un laboreo en profundidad (30cm) para eliminar todos los elementos no deseados y, posteriormente, pasar el rastrillo para nivelarlo.

Paso 2. La siembra

La siembra del césped se hace a voleo mediante una sembradora, haciendo pases cruzados para evitar dejar huecos sin semillas. Es muy importante aplicar la dosis recomendada y en una época favorable para el crecimiento. A modo de consejo, es recomendable sembrar el perímetro del terreno primero para no dejar huecos en los extremos.

La semilla se debe enterrar de forma ligera (0,5-1cm de profundidad) mediante un rastrillo de púas separadas o con un ligero recebado de arena o mantillo, asegurando en todos los casos un buen contacto de esta con el terreno.

Inmediatamente después de la siembra, se debe pasar el rodillo para asentar la semilla en el terreno.

Paso 3. Riego

Después de la siembra, se debe regar de forma suave y frecuente (4-6 veces al día), con el objetivo de evitar que se seque la capa superficial hasta la emergencia total del césped, evitando encharcamientos.

Una vez el césped esté nacido, podemos ir espaciando los riegos aumentando la dosis por aplicación.

Procuraremos regar preferentemente a primera hora de la mañana o por la noche, adaptando la pluviometría de los aspersores a la velocidad de infiltración y pendiente del terreno.

Paso 4. Abonado.

Los céspedes deben abonarse cada año para devolver al suelo todos aquellos nutrientes que son extraídos por la hierba y que tras la siega se pierden. Las necesidades varían en función de la textura y composición del terreno, los meses de crecimiento activo de la mezcla y del uso de ésta, con lo que es recomendable asesorarse en su tienda habitual de cuál es la mejor opción para cada caso. El principal elemento es el nitrógeno que deberá ser aportado preferiblemente en forma de liberación lenta durante el crecimiento activo del césped.

Paso 5. Siega

Es recomendable hacer la primera siega después de la siembra cuando el césped alcance los 10cms. En los posteriores cortes, es aconsejable no eliminar más del 1/3 de la altura de la planta, aunque hemos de tener en cuenta que dependerá de la variedad que hemos elegido. A más frecuencia de corte, más densidad conseguiremos en la cubierta vegetal.



 Atención  
No segar el césped mientras este húmedo y recoger siempre que sea posible los restos del corte.

Paso 6-. Escarificado y airado

Finalmente, algunos cuidados que se deben realizar anualmente en el césped son:
El escarificado, consistente en cavar de forma vertical el terreno para romper y eliminar el fieltro. El fieltro es una capa fina de 1 ó 2 cm. de espesor formada por tierra, restos de raíces y de hojas que se han ido acumulando, impidiendo que pase hacia las raíces el agua, los abonos y el aire, y favoreciendo el desarrollo de hongos. Es recomendable realizarlo en primavera u otoño en caso de céspedes de clima frio, y en verano en caso de especies de clima cálido.
 El aireado, que consiste en 'pinchar' la tierra haciéndole muchos agujeritos, para poder oxigenar el suelo en profundidad (10 cm). Es recomendable realizarlo 2 veces al año, preferentemente en primavera y otoño.

 Atención  
una vez realizado el aireado y el escarificado, es aconsejable extender por la superficie una capa de recebo para cesped. Se puede aprovechar esta labor para resembrar con una fórmula repobladora para que el césped se vea más fuerte y sano.

Paso 7. Resiembra.

Las mejores épocas de resiembra suelen ser en primavera o a finales de verano. Antes de hacerla, es aconsejable dejar el césped sin fertilizar ni regar durante unos días, dar un corte bajo y escarificar eliminando la máxima cantidad de restos vegetales.

En cuanto a la semilla, se puede aplicar la misma fórmula o variedad que había antes o bien usar la fórmula repobladora o de resiembra, basadas en raygras. Realizaremos la resiembra siguiendo los mismos pasos que en la siembra.


 Atención  
Es muy importante que el terreno cuente con un sistema de riego bien dimensionado, que solape entre aspersores y con una pluviometría bien adaptada. Antes de la siembra, es recomendable regar el terreno para provocar la germinación de posibles semillas no deseadas. Una vez estas semillas hayan germinado, se puede aplicar un herbicida total no residual sobre la vegetación en fase de crecimiento para eliminarla. Al cabo de unos 10 días, se debe pasar de nuevo el rastrillo para dejar el terreno uniforme y libre de elementos gruesos, malas hierbas o restos vegetales.



Deja un comentario

* Nombre
* Email (Sin publicar)
   Página web ( Url del sitio con http://)
* Comentario
Escribe el código

SSL