Cuidado de tus plantas en INVIERNO

Cuidado de tus plantas en INVIERNO

Ya llega el frío y con él los hielos y los fuertes vientos. Tus plantas necesitan cuidados especiales. A continuación te dejamos unos cuantos consejos para protejer tus plantas de la forma correcta.

1. Entutorar

● Si son de porte erguido, será preciso entutorar los árboles y arbustos para que el viento no los tumbe. Si fuera necesario, se podría colocar un parapeto permeable en zonas muy expuestas del jardín.

● Los árboles recién plantados deben entutorarse para que el viento no los mueva y las raíces arraiguen. Cuidado con las ataduras de los tutores: para que no dañen el tronco es conveniente recubrirlo con arpillera de yute; las bridas pueden ser de goma, con presilla corrediza, o bien cuerdas de yute entrelazadas.

2. Si hay riesgo de heladas

● Ante el riesgo de helada, lo mejor es que el suelo esté húmedo, ya que así contará con mayor inercia térmica. Esto es especialmente importante para las plantas en tiesto. Si, además, lo acolchas con mulching (mantillo, cortezas de pino, paja), mucho mejor.

● Riega en las horas centrales del día.

● Envuelve con arpilleras, fundas o plástico de burbujas los tiestos de la terraza para evitar que se rajen por acción del frío.

● En general, si se preven heladas, no es conveniente abonar con fertilizantes ricos en nitrógeno, ya que al activar el crecimiento de la planta favorecen el desarrollo de brotes tiernos, que son más sensibles al efecto del frío nocturno.

 

3. Proteger las raíces

● Para evitar que las raíces se hielen, conviene cubrir el suelo con una capa de corteza de pino, hojas en descomposición, mulching, paja, o incluso acículas de coníferas. De esa manera, se aisla la base de la planta de la helada y la descomposición incrementa la temperatura, minimizando el efecto del frío.

● Durante el invierno es necesario proteger el pie de los rosales amontonando tierra alrededor de la base.

 

4. Trasladar los maceteros

● Las plantas en tiestos se pueden resguardar en zonas protegidas, como pérgolas o porches. Por la noche, lo mejor es cubrirlas con arpillera, papel o plástico.

● Los invernaderos ofrecen la forma más segura de protección. Los hay de todos los tamaños; de cristal, pero también de pequeños módulos de plástico desmontables.

 

Puede leer el reportaje completo en el nº 50 de la revista VerdeesVida

Deja un comentario

* Nombre
* Email (Sin publicar)
   Página web ( Url del sitio con http://)
* Comentario
Escribe el código

SSL